Sala de Prensa
Lunes, 30 de enero de 2012 
Discurso del Ministro (S) de RR.EE. Embajador Fernando Schmidt Ariztía
Inauguración de la III Conferencia Preparatoria para el establecimiento de la Comisión de la Organización Regional de Ordenamiento Pesquero del Pacífico Sur.
Comparte :


Quiero expresarles a todos ustedes un muy cordial saludo con motivo de inaugurarse hoy la III sesión de la Conferencia Preparatoria para el establecimiento de la Comisión de la Organización Regional de Ordenamiento Pesquero del Pacífico Sur.

Deseo, asimismo, extender nuestra más afectuosa bienvenida a los delegados de los países amigos que asisten a este importante encuentro de trabajo.

Para Chile, los océanos y sus variados recursos constituyen un componente integrado y esencial del ecosistema de la Tierra. Ellos son fundamentales para la seguridad alimentaria mundial y para sostener la prosperidad económica y el bienestar de la humanidad, en particular la de los países ribereños y en desarrollo. Nuestro principal interés en este proceso ha sido asegurar la conservación de la biodiversidad marina presente tanto dentro de nuestra zona económica exclusiva como en la alta mar adyacente.

Por ello, en el año 2006 Chile, Australia y Nueva Zelanda iniciaron un proceso multilateral de consultas para el establecimiento de la Organización Regional de Ordenamiento Pesquero del Pacífico Sur, a fin de regular la única de las grandes extensiones marítimas del planeta que carece de normas específicas para la protección de los recursos vivos allí presentes, los que de otro modo seguirían siendo objeto de depredación, principalmente, por parte de países pesqueros de aguas distantes.

En este proceso de negociaciones participaron más de 32 países, tanto costeros de ambas riberas del Pacífico, como pesqueros de aguas distantes, quienes luego de ocho reuniones celebradas entre el 2006 y el 2009, adoptaron el texto de la Convención sobre la Conservación y Ordenamiento de los Recursos Pesqueros en Alta Mar en el Océano Pacífico Sur. La Convención ya cuenta con 6 ratificaciones, pero aún faltan dos para que pueda entrar en vigor. Si bien Chile espera cumplir dicho trámite dentro de los próximos meses, resulta imprescindible que se sumen todos aquellos interesados en esta pesquería. Su critico estado se ha convertido en un imperativo para quienes nos hemos comprometido con la sustentabilidad de los recursos marinos. Si no tenemos una conducta responsable y transparente, arriesgaremos precipitar el colapso de una especie que hoy representa una fuente alimenticia invaluable para nuestros pueblos.

De allí resulta indispensable que esta reunión permita adoptar todas las medidas necesarias para salvaguardar su sustentabillidad.

Señores Delegados:

Mientras no entre en vigencia la Convención, se acordó la realización de Conferencias Preparatorias para el establecimiento de la Comisión contemplada en el texto de la Convención ya adoptada, que hoy en Santiago inicia su tercera reunión, y en la cual esperamos sean redactados los proyectos de reglamento y normas financieras, y sean mejoradas las medidas interinas acordadas en Cali, Colombia, a comienzos del año pasado.

Chile ha sido un firme impulsor de la adopción de medidas interinas de conservación, entre las que destaca la limitación del monto total de capturas de jurel. Consecuentemente, hemos dado pleno cumplimiento a los compromisos adoptados en Cali, conscientes de la necesidad de adoptar todas las medidas derivadas de los informes emanados del Comité Científico.

Sin embargo debemos señalar que vemos con preocupación que las medidas interinas no han surtido los efectos deseados, tanto por incumplimiento como por la falta de compromiso de algunos Estados, los cuales, habiendo firmado la Convención, se han alejado de su espíritu y de su objetivo superior de preservación y regulación de los recursos.

Señores Delegados:

Hacemos un ferviente llamado a todos los países que integran la Organización Regional de Ordenamiento Pesquero del Pacífico Sur a fortalecer y honrar sus compromisos con esta entidad y, en último término, con la biodiversidad marina en la zona, que es nuestro deber ineludible con el futuro de los océanos y de nuestras naciones. Sólo así estaremos demostrando consecuencia con la sustentabilidad y un multilateralismo responsable.

Muchas gracias